Riesgos laborales | Cómo los equipos de protección individual ayudan a prevenir accidentes

La seguridad en el lugar de trabajo es fundamental para evitar lesiones y enfermedades laborales. Muchas personas suelen estar expuestos a diversos peligros en el desempeño de sus funciones, tales como golpes, cortes, quemaduras y sustancias tóxicas, entre otros. Ante esta realidad, existen medidas preventivas que se pueden implementar para minimizar el impacto de tales riesgos, entre ellas, el uso de equipos de protección individual (EPI).

Estos equipos son esenciales para resguardar al trabajador en situaciones de peligro; ya que, ofrecen una barrera de protección entre el individuo y los productos o circunstancias de riesgo que pueden surgir en el área laboral. Además, los EPI no solo salvaguardan al que ejecuta la tarea, sino también a las personas que lo rodean, al prevenir accidentes que podrían generar daños colaterales.

El uso correcto de tales equipos es responsabilidad tanto del empleador como del trabajador, y no utilizarlos o hacerlo de manera incorrecta puede generar consecuencias graves. En este sentido, contar con proveedores de EPI confiables y de calidad, como IRL Services, puede marcar la diferencia en la seguridad del personal en el área laboral.

Los EPI son un conjunto de elementos diseñados para proteger al trabajador de los riesgos asociados a su labor, y pueden incluir cascos, guantes, gafas y mascarillas, entre otros.

¿Cómo pueden los supervisores garantizar que el personal utilice correctamente los EPI?

Los jefes de personal pueden asegurarse de que los trabajadores utilicen correctamente el EPI mediante la implementación de un plan de formación y concienciación. Este programa debe incluir información detallada sobre los EPI disponibles, cómo y cuándo deben ser empleados, los riesgos que pueden prevenir y cómo inspeccionar y mantener adecuadamente los equipos.

Además, deben verificar que los empleados utilicen los EPI correctos para su labor específica y que estos se ajusten convenientemente a cada persona. También es importante que los supervisores proporcionen los EPI necesarios oportuna y regularmente, y que inspeccionen con frecuencia a los trabajadores para asegurarse de que estén utilizando los equipos de protección de forma apropiada.

Por último, es fundamental que la empresa establezca una cultura de seguridad en el lugar de trabajo. Así es posible fomentar la importancia del uso adecuado de los EPI y promover la participación activa del personal en la prevención de riesgos laborales.

Implementación correcta de equipos de protección individual

¿Qué consecuencias pueden enfrentar los trabajadores que no utilicen apropiadamente los EPI?

Los trabajadores que no usen los EPI de la manera correcta o en absoluto, pueden enfrentar diversas consecuencias negativas sobre su salud y seguridad; e incluso, afectar su situación laboral y legal. Entre los posibles problemas se encuentra el hecho de que:

  • Están expuestos a sufrir lesiones y enfermedades laborales que podrían haber sido evitadas si hubieran utilizado los EPI de manera adecuada. Las mismas pueden ser graves e incluso incapacitantes, temporal o permanentemente, con un impacto significativo en la calidad de vida del trabajador.
  • Pueden ser penalizados por su empleador, ya que esto podría considerarse una infracción de las normas de seguridad del lugar de trabajo. Las sanciones pueden variar desde una simple amonestación verbal hasta la terminación del contrato laboral en casos graves.
  • Podrían poner en riesgo a sus compañeros y a otras personas que se encuentren en el lugar de trabajo. En este sentido, también pueden ser responsables de causar daños materiales o perjuicios a terceros, lo que podría generar demandas y sanciones legales.
Puede interesarte también:  5 mejores Composteros para trituradoras

¿Cuáles son las mejores prácticas para el uso de los EPI?

Las mejores prácticas para el uso de los EPI, con objeto de ayudar a prevenir lesiones y enfermedades laborales, incluyen:

  • Elección adecuada. Es importante escoger el EPI correcto para la tarea específica que se va a realizar, teniendo en cuenta los riesgos asociados. Además, el equipo debe ajustarse correctamente al trabajador.
  • Inspección regular. Los EPI deben ser revisados frecuente y periódicamente para detectar cualquier daño o desgaste que pueda afectar su rendimiento. Si se encuentra algún problema, el equipo debe ser reparado o reemplazado de inmediato.
  • Uso apropiado. Los EPI deben ser utilizados de acuerdo con las instrucciones del fabricante y las normas de seguridad del lugar de trabajo. Además, hay que asegurarse de usar todos los componentes necesarios, como el ajuste de la correa o el cierre de la hebilla.
  • Mantenimiento óptimo. Cuando no se usen, los EPI deben ser almacenados debidamente y limpiados de forma habitual para garantizar su eficacia y durabilidad.
  • Participación activa. Los trabajadores deben ser conscientes de la importancia de los EPI y hacerse responsables de su uso adecuado. Además, deben informar a su supervisor si detectan algún problema con el equipo o si tienen alguna preocupación sobre la seguridad en el área laboral.
Proveedores de EPI confiables y de calidad

Razones comunes por las cuales los trabajadores no utilizan o usan mal los EPI

Muchas veces los trabajadores se colocan los EPI de manera inapropiada o se niegan a usarlos por completo. Entre las razones más frecuentes para esta peligrosa actitud se encuentran las siguientes:

  • Desinformación. El trabajador podría no haber sido oportunamente instruido sobre la relevancia del uso del EPI o sobre cómo utilizarlo del modo correcto.
  • Incomodidad. Los EPI pueden ser incómodos de usar o generar un calor excesivo, lo que puede lograr que los trabajadores los retiren o los ajusten mal.
  • Falta de disponibilidad. Si no hay una cantidad suficiente de equipos para todo el personal, los trabajadores pueden optar por no utilizarlos o compartirlos con otros.
  • Fallo de supervisión. Si nadie hacer cumplir el empleo del EPI o no supervisa su uso, los trabajadores podrían no sentirse obligados a colocárselos del modo indicado.
  • Creencias erróneas. Algunas personas pueden creer que los riesgos en su trabajo no son lo suficientemente graves como para requerir el uso de EPI o que su experiencia y habilidades les permiten evitar los peligros.
Puede interesarte también:  Poda de árboles y arbustos | Pasos esenciales a seguir en el momento adecuado

Los trabajadores pueden sentir que colocarse y quitarse el EPI les consume demasiado tiempo y retrasa su actividad, lo que puede llevar a no utilizarlos o a usarlos de manera incorrecta.

Es vital que los supervisores aborden con claridad las razones anteriores para garantizar que los trabajadores utilicen adecuadamente los EPI y se protejan de los peligros presentes en el área. En Integral de Riesgos Laborales S.L. podemos ayudarte a preparar un programa que garantice que tu personal use siempre y del modo correcto los equipos de protección individual.

Esteban Ramirez

Esteban Ramirez
Esteban Ramirez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *